Nuevo vigilabebés con cámara digital SCD600 de Philips Avent

Los padres de hoy buscan estar siempre cerca de sus bebés para sentir la seguridad de que su pequeño está bien en todo momento pero, al mismo tiempo, también necesitan autonomía en su hogar. El nuevo vigilabebés con cámara digital SCD600 de Philips AVENT garantiza la privacidad, cero interferencias y alta calidad de la imagen gracias a su pantalla de 2,4 pulgadas.

Las ventajas del nuevo vigilabebés con cámara digital de Philips AVENT son:

Tecnología Digital: con imágenes y sonido nítido y sin interferencias.
Hasta 150 metros: permite vigilar al bebé desde cualquier lugar de la casa.
100% de privacidad: asegura una conexión privada con el bebé.
Unidad de los padres: unidad portátil y sin cables de fácil manejo con pantalla a color de 2,4 pulgadas y 61 mm que facilita la vigilancia gracias a una imagen de alta resolución. Cuenta además con control de brillo y volumen. Asimismo, dispone de autonomía de hasta 8 horas, indicador de batería baja, que proporciona confianza de estar siempre en conexión con el bebé, y activación de pantalla en el momento en que se detecta ruido en la habitación del niño.
Unidad del bebé: cámara multiángulo que proporciona siempre la mejor imagen del bebé, incluso cuando la habitación está oscura porque dispone de visión nocturna. Además, cuenta con una suave luz nocturna que calma al bebé, así como 3 canciones de cuna, que pueden ser controladas desde la unidad de los padres.

La gama de vigilabebés de Philips AVENT se completa con tres vigilabebés digitales y dos analógicos.

Los Vigilabebés DECT de Philips AVENT garantizan siempre una conexión segura y privada entre los padres y el bebé ya que seleccionan un canal libre de interferencias de entre 120 opciones. De este modo, no se oyen otras voces o sonidos externos y sólo los padres pueden escuchar al bebé con perfecta claridad. La pantalla de la unidad de padres es digital, de fácil lectura y con luces indicadoras del nivel de sonido que hace el bebé. Los dispositivos permiten a los padres hablar al bebé para tranquilizarle y poseen una cálida luz nocturna que puede accionarse desde otra habitación.

La unidad de padres es recargable en toda la gama y su alcance es de 330 m, lo que garantiza una máxima libertad de movimientos. Los modelos SCD530 y SCD520 poseen un sensor de temperatura para controlar y mantener la habitación del bebé en condiciones saludables y nanas para calmar al bebé. Además, el modelo SCD530 posee también un sensor de humedad, función vibración en la unidad de padres y pantalla LCD en la unidad del bebé.

Los vigilabebés analógicos de Philips AVENT reducen al mínimo las interferencias de cualquier otro dispositivo, incluidos los otros vigilabebés. Además de contar con 16 canales, indican una conexión continua entre la unidad de padres y la del bebé, a través de señales visibles y audibles. Cuando la batería está baja, se enciende un indicador que avisa cuando es necesario recargar o sustituir las baterías. Por otro lado, las luces señalan, incluso con el volumen desactivado, si el bebé emite algún ruido.

Los dispositivos alcanzan una cobertura de hasta 200 m. lo que garantiza una recepción segura dentro de la casa y en los alrededores; y gracias a la pinza para el cinturón, los padres pueden tener las manos libres para una mayor movilidad. Por otra parte, la unidad de padres es recargable y posee una autonomía de 24 horas de vigilancia.

Los vigilabebés de Philips AVENT están ya a la venta con un precio recomendado de:

Vigilabebés SCD600 – 199.99€
Vigilabebés DECT SCD530 – 155€
Vigilabebés DECT SCD520 – 125€
Vigilabebés DECT SCD510 – 100€
Vigilabebés analógico SCD 480 (no recargable) – 62€
Vigilabebés analógico SCD 481 (recargable) – 85€